25 mayo 2015

Comunicado de los comités de empresa de BSH-Balay ante los despidos de la empresa

Comunicado de los comités de empresa de BSH-Balay ante los despidos de la empresa
Comités de BSH-Balay
Los comités de empresa de todos los centros de producción de BSH Electrodomésticos España S. A. queremos denunciar ante todos los trabajadores de España el doble lenguaje utilizado por la empresa. Mientras que en “Actual”, su revista corporativa del mes de abril de este año, publicaba artículos como “Top Employer 2015” en el que alardeaba de haber obtenido un premio que la sitúa entre una de las 10 empresas mejor consideradas para trabajar. 
Mientras, en esa misma publicación, se hablaba de la Cátedra “Empresa Sana” en la que informaba de los estudios realizados para valorar la eficacia de las medidas preventivas para evitar lesiones de espalda; mientras se valoraban como excelentes los resultados obtenidos en 2014 en todas las fábricas en materia de accidentabilidad (y lo que esto supone en reducción de número de bajas); mientras se informaba de los premios al no absentismo en Esquíroz; mientras se hacía balance de las campañas solidarias llevadas a cabo por BSH como la recogida de alimentos o de ropa usada para “ayudar así a la sociedad de nuestro entorno más necesitado”; mientras todas estas cosas y otros muchos artículos más llenaban de contenido esta publicación, ni una palabra de la campaña que BSH había iniciado para combatir el, según la Empresa, preocupante incremento del absentismo.

Y es que esta campaña, de momento, ha dado con tres compañeras condenadas a la marginación social expulsadas de sus centros de trabajo por estar enfermas, por aumentar unas gráficas de absentismo que afean los excelentes resultados y la gran imagen del Grupo.

En menos de un mes una compañera en Vitoria, otra en Montañana y la última en La Cartuja han sido despedidas vía artículo 52 d del Estatuto de los Trabajadores. En palabras fáciles de entender han sido despedidas por estar legalmente reconocidas como enfermas. Los trabajadores no debemos permitir que la ausencia de salud, situación ésta que nos puede ocurrir a cualquiera, y su tratamiento y recuperación sea causa de despido y marginación social. No debemos consentir que los números de las empresas, de nuestra empresa, “cuadren” a costa de considerar proscritos a aquellos compañeros que tienen la salud quebrantada y necesitan de estar en situación de IT por el tiempo que les prescriba nuestro Sistema Público de Salud.

Para los comités de empresa todo esto no ha hecho más que empezar y forma parte de una campaña orquestada por la Gerencia del Grupo para reducir los índices de absentismo en los centros de trabajo vía miedo a caer enfermo y coger la baja. Un derecho que cualquier otro trabajador tiene por el mero hecho de caer enfermo, en BSH se ha convertido en un riesgo de despido, de exclusión social. ¿Aquí sólo van a poder trabajar los que puedan acreditar una salud de hierro? ¿Y cuando ya no sea así? ¿Se les va a expulsar del “sistema”? ¿A todos?

Los comités de empresa nos hemos reunido para denunciar el doble leguaje que BSH utiliza para con la sociedad: por un lado campañas de “un poquito de mí”, premios a nivel nacional, Top Employer, etc., y, por otro, campañas internas encaminadas a mejorar unas estadísticas que puedan empañar su imagen de empresa modelo. Sin avisar, sin hablar con las posibles personas afectadas, sin segundas opciones, sin estudios (en los que perfectamente se podrían involucrar los Delegados de Prevención de los distintos centros de trabajo) encaminados a tratar seriamente las causas que ocasionan esos, para BSH, preocupantes índices de absentismo. La sociedad tiene derecho a saber que no es oro todo lo que reluce en BSH.

Por ello, los comités de empresa de Santander, Vitoria, Esquíroz, Estella, Montañana y La Cartuja, reunidos hoy, hemos acordado las siguientes medidas encaminadas a reconducir una situación con la que estamos absolutamente en contra, con el objetivo de que BSH cambie de estrategia y se siente en los Comités de Salud Laboral de todas las plantas con la intención de poner fin a esta situación, que BSH readmita a las compañeras despedidas y que se comprometa a la no aplicación en sus centros de trabajo del Art. 52 d del ET.

Para ello las medidas acordadas son las siguientes:

– Invitar a la Dirección de BSH a sentarse a hablar con los Comités de Empresa sobre la elaboración de un protocolo que evite la utilización del Art. 52 d.

– Concentraciones en la entrada de los distintos centros de trabajo en los ¼ de hora del bocadillo los miércoles por la mañana.

– Convocatoria de 1 hora de paro por turno en todos los centros de trabajo el día 17 de junio.

– Coordinación de los Comités dos veces al año. Repetir estas reuniones.

– Como estamos en año electoral, exigir el compromiso de los partidos políticos de derogar el art. 52 d del ET.