24 noviembre 2015

“no a la guerra, no a las guerras imperialistas”

“no a la guerra, no a las guerras imperialistas”
Para las Marchas, este atentado al corazón de Europa, forma parte de “la barbarie que los estados de la Unión Europea junto a Estados Unidos, Israel y sus gobiernos criminales llevan perpetrando desde hace años a los pueblos de Oriente Medio y Afganistán”. “Los grandes poderes y sus medios de comunicación se afanan en ocultarnos esta verdad, mostrando los escenarios de la masacre, pero sin decir quienes son los causante de esta gravísima situación”, denuncian.

En su opinión, “aunque lo intenten ocultar o disfrazar son los mismos que aniquilaron al pueblo de Irak, junto con EEUU, Reino Unido y España, los mismos que con Aznar estaban en la foto de las Azores”.

En este sentido, denuncian “esta guerra y todas las guerras” que “son impulsadas para el saqueo y la destrucción”. “Son parte de esa otra guerra que se abate sobre la clase obrera y amplísimos sectores de la sociedad”, aseveran. Del mismo modo denuncian “la escalada armamentística y bélica sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial, que no hará más que aumentar de la mano de la crisis capitalista la lucha feroz por el control de las materias primas”.

Desde las Marchas subrayan que las personas “que estuvimos en las calles contra la guerra de Irak y por los atentados de Atocha tenemos que decir ‘basta’ a esta escalada criminal, no hay muertos que valgan mas que otros, todos son muertos del pueblo trabajador y por lo tanto nuestros muertos. Porque es una repetición de la mentira y de la hipocresía”.

También recuerdan que en Irak se arrojaron 85.500 toneladas de bombas, equivalentes a casi ocho bombas como las que se arrojaron sobre Hiroshima y donde se destrozaron todas las extructuras necesarias para la vida de la población civil. “Se repite el mismo guión después de la matanza de París: ataques indiscriminados a la población civil de países donde lo que se ambiciona son sus grandes recursos petrolíferos y de gas, al mismo tiempo que se busca la aplicación de medidas de excepción anulando las libertades públicas”, apostillan.

Para las Marchas no es casualidad que el presidente Hollande “suspenda los mecanismos de control del déficit al mismo tiempo que aumenta en Seguridad y Defensa y aprueba una reforma constitucional para la suspensión de garantías y libertades públicas”.

“Nuestro ‘no’ a la guerra es un ‘sí’ a la libertad y a la soberanía de los pueblos”. Desde las Marchas de la Dignidad de Aragónllaman a “denunciar estos hechos y a organizar junto al resto de Movimientos Sociales la resistencia y la movilización”, concluyen.

SOMOS sindicalistas arainfo