19 enero 2016

Las grandes superficies ahogan al pequeño comercio ofreciendo contratos basura

“La liberalización de las rebajas ha castigado más de lo esperado al pequeño comercio”
Solo el 7,7 % de los contratos realizados en Aragón el pasado mes de diciembre fue indefinido

La gran proliferación de grandes superficies en España en los últimos años afecta muy negativamente al pequeño comercio. En todas las ciudades hay históricos negocios que se han visto forzados a echar el cierre. Lejos de urdir leyes tendentes a evitar su expiración, desde el Gobierno, en ocasiones, se pergeñan normativas que hurgan más en la herida. Es el caso, según fuentes sindicales en Aragón, de la liberalización de las rebajas que el Senado aprobó ya hace tres años.

Asegura el secretario de Acción Sindical y Negociación Colectiva de Servicio para la Movilidad y el Consumo (SMC) en Aragón, David Martín, que este año el fin de la regulación temporal de las rebajas ha hecho un daño significativo al pequeño comercio: “Nos dicen los pequeños empresarios que bastante más del que esperaban”.


No es la única conclusión negativa que se extrae del actual periodo de rebajas. En Aragón, en diciembre de 2015, se firmaron 37.363 contratos; de ellos, solo el 7,7 % fue indefinido. La tasa de cobertura en la Comunidad, para más inri, cayó tres puntos respecto a diciembre de 2014, situándose en el 53,28 %.

El sector servicios, como era de prever, fue el que experimentó un descenso del paro más acusado, con 1.921 demandantes menos. Las ramas peor paradas: la construcción, la agricultura, la industria manufacturera y las actividades ligadas a servicios auxiliares. De manera antagónica a lo que suele ser habitual durante el resto del año, el desempleo bajó mucho más entre las mujeres (3,82 %) que entre los hombres (0,24 %).

Los contratos cada vez son más precarios y más cortos

Una radiografía somera de la situación en esta época de rebajas muestra, según Martín, una preocupante realidad: “Los contratos cada vez son más precarios y más cortos. Antes, por lo menos, eran semanas, ahora son días”. Es más, continúa el sindicalista, “los contratos de días antaño eran marginales y ahora son el pan nuestro de cada día”.

No es algo exclusivo de Aragón y, desgraciadamente, tampoco del mes de diciembre: un estudio realizado por el Gabinete Técnico Confederal sindical muestra que, con datos estatales de julio de 2015, el 93 % de los contratos tenía carácter temporal. Resaltando el hecho de que el 22,5 % de los contratos se firmaran para un máximo de 7 días.

La curva de crecimiento de este tipo de contratación es definitoria: en julio de 2007 representaban el 13,7 % de todos los contratos; el 17,9 % en el mismo mes de 2011, y el 22,5 % en el último julio.

Otra dato destacable, dice Martín, es que cada vez son más los que usan la mediación de una ETT. Sobre todo, “han aumentado los contratos temporales y el uso de las ETT a la hora de encontrar empleados para trabajos de distribución, logística… lo que no se ve”, apunta. A la hora de contratar dependientes/as en época de rebajas siempre se ha abusado del contrato temporal, explica, “pero eso no era tan habitual en trabajos de almacén”.
“No hay creación de empleo”

Martín afirma sin ambages que “en todas las empresas de comercio textil hay menos trabajadores que en 2008”. Como mucho, dice, se está frenando la caída, “pero no hay creación de empleo”. Resalta también que prácticamente nadie se queda trabajando después del periodo de rebajas.

En el sindicato llaman la atención acerca de que el empleo temporal cada vez afecta a más sectores. El comercial o la hostelería, en mayor o menor medida, siempre se vieron perjudicados por la temporalidad, el problema, dicen, es que se está extendiendo a otros espacios de actividad.

SOMOS sindicalistas ElDiario