28 enero 2016

Las limpiadoras toman la calle, junto con AUZSA y colectivos

Más de 3.000 personas se han manifestado este miércoles en Zaragoza en apoyo al colectivo de trabajadores y trabajadoras de limpieza. Este colectivo reclama un convenio justo y la reanudación de las negociaciones con la patronal que están rotas tras la no renovación del marco regulador que quedó carente el pasado 1 de enero.

Se trata de un colectivo, 10.000 trabajadoras y trabajadores mayoritariamente mujeres, que tiene un salario de entre 500 y 600 euros, y del que alrededor del 75% tiene una alta tasa de temporalidad y de contratación a tiempo parcial. Además, 1.800 de ellas ejercen su labor a través de contratas públicas, es decir, que trabajan en la limpieza de edificios y locales institucionales del Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza y Universidad.

La falta de acuerdo con las asociaciones empresariales ASPEL (asociada en CEOE) y ASOAL (de ámbito aragonés), junto con la actual regulación de la ultraactividad de los convenios colectivos dispuesta en el Estatuto de los Trabajadores, ha tenido como resultado que el convenio colectivo desaparezca.

Las y los representantes sindicales advierten que las implicaciones que de ello se derivan exceden lo laboral y consideran necesario que los poderes públicos tomen parte.

“La situación está mal desde que el convenio acabó el 31 de diciembre. La patronal no está dispuesta a nada y llevamos con los salarios congelados desde 2011. Las negociaciones están rotas desde entonces”, afirmaba una de las trabajadoras a AraInfo.

En este sentido, mostraba “el miedo” porque “son tiempos malos” y “muchas compañeras están con contratos basura que no llegan a media jornada”.

El colectivo de limpieza reclaman apoyo a las instituciones para que las negociaciones se abran “ya que la mayoría de los contratos son con la administración, es decir con dinero público”.

“No podemos soportar por más tiempo esta situación y exigimos que el nuevo convenio introduzca incrementos salariales dignos, que encaucen la senda de la recuperación de nuestras condiciones”, remarcaban en el manifiesto que se ha leído al final del recorrido, en la plaza de España.

Esta es la primera de las movilizaciones grandes previstas y no descartan mas incluso una huelga como último recurso, rememorando la del 2008 que se llevó a cabo durante 11 días. “Es algo a lo que no queremos llegar pues no sería fácil de asumir”, ha remarcado esta trabajadora.
Respaldo social, sindical y político

Los y las trabajadoras de limpieza han estado respaldadas por sindicatos como OSTA, CCOO, UGT, CATA, SOA, CNT y CGT y representantes de fuerzas políticas como Podemos, Partido Comunista en Aragón, Puyalón de Cuchas e Izquierda Unidaque durante estos días han mostrado su apoyo al colectivo.

El diputado por Podemos, Pablo Echenique aseguraba que “estamos ante un problema social. Hemos alertado sobre ello desde las Cortes en varias ocasiones pero parece que el Gobierno no toma nota de lo que se discute en el Parlamento”, y advertía que “el dinero público no debería destinarse a consolidar la precariedad laboral. Si a Lambán le importan los intereses de los aragoneses recibirá a las trabajadoras de la limpieza para conocer su caso”.

Para Puyalón de Cuchas las condiciones de trabajo y contractuales que se tienen en este sector “deberían avergonzar a cualquier empleador”. En este sentido, instan a las administraciones públicas a “revisar las condiciones de las adjudicaciones, procedan a rescindir los contratos y contraten directamente, y en unas condiciones de dignidad, a los trabajadores y trabajadoras”.

Por su parte, Izquierda Unida Aragón considera que es responsabilidad del Gobierno de Aragón el control de las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras que subcontrata mediante empresas y pide a Lambán que intermedie para la resolución del conflicto laboral.

Otros colectivos de trabajadores en procesos de huelga y movilización, como las y los trabajadores de AUZSA, del COA, de las BRIF y de SARGA y la PAH, han participado en la movilización junto a las limpiadoras y limpiadores.

Los trabajadores de AUZSA esperan respuesta de la empresa

Trabajadores de AUZSA en la manifestación. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Preguntado por el estado de ánimo de las y los trabajadores de AUZSA tras 49 días de paros, el presidente del comité de huelga Javier Anadón, ha afirmado a AraInfo: “nosotros nos atenemos a los datos diarios de un seguimiento superior al 90% en conductores que son los que más presión reciben ya que los viajeros están en el autobús y cuando llega la hora del paro hay que bajar”.

Sin embargo, ha precisado que aunque con estos datos la moral está alta “con esto solo no se soluciona el conflicto ya que hacen falta soluciones”.

En este sentido se ha referido a las negociaciones que se reanudarán la próxima semana. Anadón ha recordado que entregaron a AUZSA una propuesta basada en restaurar el salario de 2013 que “injustamente nos lo bajaron y se mantiene congelado desde entonces”. “Nosotros hemos planteado a la empresa que este laudo hasta el 31 de diciembre de 2014 se acepta pero que a partir del 2015 AUZSA tendría que actualizar los salarios”. De este modo están a la espera de una respuesta por parte de la empresa.

Situación paralizada en el COA

La reivindicación de Educadorxs en Lucha también ha estado presente. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Otro de los colectivos presentes en la movilización de este miércoles ha sido el de Educadorxs en Lucha, que mantienen una huelga indefinida desde el 1 de noviembre de 2014.

Marta, una de las trabajadoras del COA, ha criticado: “Quedamos con Intress [empresa que gestiona el COA] para negociar y nos transmitieron que tenían mucha disponibilidad pero en el momento que les planteamos las condiciones nos dijeron que si no quitábamos la huelga no habría negociación”.

En este sentido, ha denunciado: “Ahora nos están apretando laboralmente intentando prescindir de las personas que están con contratos temporales para meter a trabajadores nuevos y así también deteriorar el trabajo laboral y educativo que hacemos con los chavales”. Por eso afirma que están “esperando a ver como mueven ficha” desde Intress.

Marta ha recordado que una “línea roja” que mantienen en las negociaciones sigue siendo “que no queremos dobles tablas salariales dentro del trabajo, es decir que los indefinidos tengan un salario y las nuevas contrataciones otro salario unos 600 euros más bajo, algo que Intress está rompiendo”. En este sentido ha advertido que si la empresa sigue en esta línea será Inspección de Trabajo quien lleve esto ante un juez para que dictamine si es legal o no este procedimiento.

Preguntada por este tipo de manifestaciones conjuntas, Marta sostiene que “es una parte más de apoyo y aunque lo nuestro sea más que un conflicto exclusivamente laboral ya que también es un conflicto educativo unirnos en estas movilizaciones favorece a la visibilidad de todos los conflictos”.

Las BRIF destacan la unidad de las luchas laborales

Trabajadores de las BRIF durante la movilización. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Los trabajadores de las BRIF también se han hecho oír en la manifestación. Edu, miembro de las BRIF, ponía de manifiesto la importancia de la “unión de las luchas laborales” ya que “estamos todos y todas en una situación muy parecida”. “Es un dinero público que al final las empresas lo gestionan como lo gestionan”, ha subrayado en declaraciones a este medio.



“Como colectivo BRIF seguimos en lucha porque hemos dicho que no a un preacuerdo y hemos dicho que no a unas condiciones indignantes”, ha recalcado.



SOMOS sindicalistas Arainfo