17 junio 2015

Comienza la campaña contra las derivaciones a centros sanitarios privados

Comienza la campaña contra las derivaciones a centros sanitarios privados
Foto: FABZ
Plataforma Contra la Privatización de la Sanidad Pública en Aragón, se une a la campaña contra las derivaciones a centros sanitarios privadosllevada a cabo por otros colectivos anti-privatización a nivel estatal. Esta campaña consistirá en la instalación de puntos informativos en los diferentes centros sanitarios y mesas informativas en barrios y pueblos aragoneses en los que se distribuirá información relacionada con el empleo por parte del Salud de empresas privadas.

“Por las noticias que tenemos, las personas a las que su médico les prescribe la realización de pruebas diagnósticas, consultas a especialistas o intervenciones quirúrgicas, reciben una llamada del Salud. Unas veces dándoles la opción de poder ser atendidos en la sanidad pública o en la privada, y otras veces puede ocurrir que el Salud derive directamente a la privada, o incluso que sea la propia clínica privada la que les cite para la realización de pruebas” advierten desde la plataforma.

Además, consideran que las derivaciones a los centros sanitarios privados son uno de los mecanismos que el Gobierno de Aragón está utilizando para privatizar la sanidad.

Advierten desde la Plataforma Contra la Privatización de la Sanidad Pública en Aragón que las listas de espera están convirtiéndose en una “excusa” para derivar a miles de pacientes a la sanidad privada, que realiza un negocio lucrativo en torno a pruebas de diagnóstico radiográficas y operaciones sencillas, mientras la sanidad pública continúa encargándose de los tratamientos más costosos, caros y complejos.

“En Aragón este año se destinarán 2,9 millones de euros de dinero público a las clínicas privadas, al tiempo que se van a recortar 17,3 millones de euros en el presupuesto sanitario aragonés”.

Aseguran que “el sistema público aragonés tiene los medios para atender adecuadamente a la población, pero no se están utilizando. Muchos políticos y gestores de centros públicos tienen intereses en las empresas privadas y utilizan su influencia para enriquecer a éstos, que luego les premian con puestos en sus consejos de administración”.

Además, aseguran que las derivaciones y conciertos con la empresa privada están favoreciendo la infrautilización y la ausencia de inversión en la sanidad pública, lo que “provoca deficiencias que luego son utilizadas para cerrar centros, servicios y especialidades, como el Pablo Remacha o el Grande Covián”.

La campaña, que comenzó en la mañana de ayer, con un puesto informativo en el Centro de Especialidades Pablo Remacha y otro en el Hospital Universitario Miguel Servet, tiene como objetivo “rechazar las derivaciones y exigir a la Consejería de Sanidad, Familia y Bienestar Social del Gobierno de Aragón la utilización de los centros sanitarios al 100%”.

Desde la Plataforma hacen un llamamiento a la población aragonesa a rechazar las derivaciones a la sanidad privada, y a indicar tanto a sus médicos de familia como en los diferentes centros de salud, que desean ser atendidos en un centro público.