09 junio 2015

Dos millones de firmas contra el acuerdo comercial entre la UE y EEUU

Dos millones de firmas contra el acuerdo comercial entre la UE y EEUU
Protestas contra el TTIP en Zaragoza, 
en el Día de Acción Global. Foto: Primo Romero
Con dos millones de firmantes, se trata de la Iniciativa (ECI) con más respaldo de la ciudadanía europea desde la introducción del instrumento en 2012. Para que la iniciativa ciudadana prosperara, la mitad de esta cantidad sería suficiente.

Por otra parte, Stop TTIP ha recogido el número mínimo requerido de firmas en 14 Estados miembros de la UE, el doble de la cantidad necesaria para recibir una respuesta oficial de la Comisión Europea y una audiencia en el Parlamento Europeo.


Este miércoles el Parlamento Europeo iba a votar una resolución sobre TTIP. A las 17.45 de la tarde de este martes, el Parlamento Europeo ha aprobado postergar la votación, según informa Diagonal. La explicación que ha dado el presidente del hemiciclo Martin Schulz, han sido las divisiones entre las dos fuerzas mayoritarias en el Parlamento: los socialistas y los populares europeos. Fuentes de Bruselas han afirmado a Diagonal la paralización de la votación se habría producido por temor a que ganase el ‘no’. Según señalan, además de Los Verdes y La Izquierda Europea, parte de los miembros del grupo socialista estaría planteándose votar en contra del tratado. Lo que se discutía era un informe de cien páginas sobre el TTIP que debe marcar la hoja de ruta de la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström en la negociación del Tratado con Estados Unidos.

Horas antes de conocer la noticia del aplazamiento de la votación, Michael Efler, miembro del Comité de Ciudadanos de Stop TTIP, comentó: “Dos millones de personas están exigiendo detener las negociaciones sobre el TTIP. Los miembros del Parlamento Europeo deben recordar esto al hacer su voto. El proyecto de resolución acoge con satisfacción la inclusión de inversor-estado-de solución de controversias (ISDS) en TTIP. Esto permitiría a las corporaciones demandar a los gobiernos en tribunales privados para prácticamente cualquier acción estatal que consideren que interfiere con sus inversiones y reduce su beneficio esperado, una práctica que socavaría el Estado de Derecho y los principios democráticos”.

Desde la Iniciativa hacen un llamamiento al Parlamento Europeo a rechazar el TTIP porque “es una amenaza para nuestra democracia, así como para las normas de protección de los derechos laborales, el medio ambiente y la salud pública”. “Por lo menos -continúa Efler, el Parlamento Europeo debería adoptar una postura clara contra el ISDS. Todas las mejoras del ISDS que han sido propuestas por la Comisión Europea y los socialdemócratas europeos son insuficientes. El problema sigue siendo que el ISDS constituiría un sistema de justicia paralelo para los inversores innecesario, peligroso para la democracia y muy costoso para los contribuyentes. Si la resolución no incluye ninguna declaración clara contra ISDS, el Parlamento Europeo haría mejor en rechazarla en conjunto”.

Stop TTIP se lleva a cabo por una alianza de más de 470 organizaciones de la sociedad civil –defensoras de los derechos de las y los consumidores, grupos ambientalistas y sindicatos- en toda Europa. La recogida de firmas continuará hasta el 6 de octubre para aumentar la presión política.

Las ICE más exitosas hasta el momento habían sido “El agua es un derecho humano” (2013) y “One of Us” (2013) con 1,8 millones de firmas cada una. La Comisión Europea había rechazado la ICE de Stop TTIP en otoño del año pasado como ICE oficial. “La alianza está desafiando esta decisión ante el Tribunal Europeo de Justicia y está llevando a cabo su parte de la colección de las firmas de forma auto-organizada”, concluye Efler.