10 julio 2015

Grupo GSS “invita” a dejar el empleo si no pueden pagar el bus de transporte

Grupo GSS “invita” a dejar el empleo si no pueden pagar el bus de transporte
Firma del protocolo de implantación del
Grupo GSS en Ateca. Año 2010.
Empresa multinacional, presente en nueve países, cobre a sus empleadas por el autobús que cada día las traslada a sus puestos de trabajo, puede ser comprensible. Que en la situación actual, y con unos sueldos medios de 700 euros, casi duplique el importe del billete y diga a las trabajadoras que dejen sus puestos si no pueden pagarlo, quizás ya no sea tan normal.

Es lo que sucede, según sindicatos y las propias trabajadoras, con el Grupo Global Sales Solution Line S. L. (GSS), dedicado a la externalización de servicios de call center y que cuenta con plataformas en Ateca y Calatayud.
  En Aragón tienen una plantilla de alrededor de 350 personas, en su mayoría mujeres, de las que aproximadamente la mitad deben desplazarse cada día desde Zaragoza.

Hasta ahora, el servicio de transporte tenía un precio de 5 euros diarios, que se les detraía directamente de la nómina. Es decir, 110 euros mensuales (teniendo en cuenta un mes con 22 días laborables). A partir del 1 de agosto el coste subirá a 8,50 euros en el caso de Calatayud (187 al mes) y 9 euros (198 mensuales) para las trabajadoras de Ateca. Esto supone un gasto muy a tener en cuenta para unas empleadas que, de media, “cobran poco más de 700 euros mensuales netos con las pagas prorrateadas”, según sindicatos.

La empresa, como denuncian desde la Federación de Servicios FES UGT Aragón, está “invitando a las trabajadoras, que no puedan asumir el coste, a que dejen su empleo”.
“Si vas al médico te quitan las comisiones, porque lo consideran absentismo”

Una de las trabajadoras de la empresa, con la que se ha puesto en contacto este medio y que prefiere mantener el anonimato, comenta que esta última decisión es solo la punta del iceberg de una larga sucesión de hechos. Asegura que en la última campaña que han llevado a cabo, encargada por una conocida empresa de telefonía, trabajaron con muchísima presión.

Los supervisores, dice, espetaban frases como “me tocáis los cojones”, “aquí se hace lo que yo digo” o “aquí venís a calentar la silla”. Pero nadie contestaba porque tienen “mucho miedo a perder el trabajo”. Afirma que existe un tremendo “trapicheo con las comisiones”. Si haces un número de ventas generas unas comisiones, pero, por ejemplo, “si vas al médico no te las pagan, porque lo consideran absentismo”.

Esta trabajadora señala que hay un rumor cada vez más extendido de que lo que pretende la compañía es “llevarse las plataformas a otra parte y, por ello, trata de provocar las bajas voluntarias”.
Una empresa con grandes beneficios

La empresa refleja en su web los grandes beneficios que obtiene. Han pasado, dicen, de 0,2 millones de euros de facturación en 1999 a 93 en 2014. Exponen también una prolija lista de premios recibidos desde 2002 hasta el año pasado.

Apuntan que están presentes en nueve países: Estados Unidos, México, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Brasil, Colombia y España; y que son un ejemplo en la gestión de recursos humanos.

El Grupo GSS se estableció en Aragón en mayo de 2011 con la apertura de su plataforma de Ateca. Posteriormente, en noviembre de 2013, abrió la de Calatayud. Según UGT, da servicios de telemarketing o contact center a empresas comoVodafone, Sanitas, EON o Seat.

Eldiario.es Aragón se ha puesto en contacto con la empresa, pero han declinado realizar declaraciones.