27 agosto 2015

¿Burbujea otra vez la economía aragonesa?

¿Burbujea otra vez la economía aragonesa?
El PIB (Producto Interior Bruto) de Aragón vuelve a crecer. Al cierre de 2014 se situaba en 33.161 millones de euros tras haber aumentado en 202 con respecto al ejercicio anterior, según las estimaciones del INE (Instituto Nacional de Estadística). Algo más de la mitad de ese avance procede de los dos sectores que provocaron el 'crash' de 2008 y la larga y dura crisis económica que le siguió: el financiero y, de manera más destacada, el inmobiliario.

Las actividades inmobiliarias alcanzaron el año pasado en la comunidad un valor de 3.250 millones de euros: lo que supone el nivel más elevado de la serie iniciada en 2010, con un avance de 75 millones de euros con respecto al año anterior. Paralelamente, las actividades financieras y los seguros remontan de nuevo para situarse en 1.076 millones, 28 más que cuando el año anterior marcaron el nivel más bajo de la década.

A la construcción, sin embargo, sigue yéndole mal. En 2014 cayó de nuevo: 40 millones de euros menos, lo que supone que en los últimos cuatro años ha experimentado un descenso del 40% en su Valor Añadido Bruto (VAB), pasando de 2.964 a 1.779 millones.
Casi la décima parte del PIB

Llama la atención que, pese al estallido de la burbuja, la actividad inmobiliaria haya pasado en cuatro años de suponer un 8,2% del PIB aragonés a representar un 9,8%. En ese mismo periodo, la construcción cayó del 8,6% al 5,4%. Los vendedores de inmuebles han desbancado, en plena crisis, a los fabricantes de edificios como el cuarto sector de más peso en la economía de Aragón.

De hecho, si se tiene en cuenta los “precios básicos”, solo las actividades profesionales (9,8%) han crecido en ese cuatrienio más que las inmobiliarias (8,2%). Sin embargo, el volumen de negocio del sector inmobiliario triplica con creces a de las actividades profesionales: 3.250 millones, con un avance de 439, frente a 1.062 con un crecimiento de 62.

Por otro lado, el INE atribuye al sector inmobiliario aragonés un “excedente de explotación bruto” de 2.859 millones que solo superan la industria (3.468) y el comercio (2.962).
Mayor recaudación tributaria con menos actividad

El grueso de los sectores productivos experimenta avances tras los catastróficos resultados de 2013: los 98 millones de la industria manufacturera tiran de un ramo industrial que, con 7.082, sigue siendo el más potente de la comunidad y alcanza un peso del 21% del PIB, por encima del comercio y la hostelería (19% con 6.299) y la Administración (17,4% y 5.775), en todos los casos a mucha distancia de la agricultura (4,76% con 1.581).

Por otro lado, en los dos últimos años ha aumentado de manera notable la presión fiscal, que ha pasado de suponer un 8,4% del PIB del sistema económico aragonés a alcanzar el 8,8%.

Esas cuatro décimas de “impuestos netos sobre los productos” se traducen en un incremento de la recaudación de algo más de 28 millones de euros, de 2.896 a 2.924, que llega al final de un periodo en el que la actividad económica, pese al repunte, ha descendido en más de 1.200 millones: de 31.509 a 30.236.