30 septiembre 2015

Aragón el IVA le sale a pagar

Aragón el IVA le sale a pagar
La facturación de las empresas y particulares en Aragón supone casi una vez y media la producción de la Comunidad. Es, tras las locomotoras económicas de Madrid y Cataluña, la autonomía con mayor desproporción entre su PIB y la base imponible del IVA que se paga en su territorio. Siempre a favor del segundo, claro.

El PIB alcanzó el año pasado, según la primera estimación del Instituto Nacional de Estadística (INE), los 33.161,7 millones de euros, aunque esa cifra, tras descontar los 2.924 que ese organismo anota como “impuestos netos sobre los productos”, se queda en 30.236,7.

Mientras tanto, la base imponible del Impuesto sobre el Valor Añadido, es decir, el valor de las facturas y tiquets emitidos en la Comunidad a los que se aplica ese tributo, fue en ese ejercicio, según los datos de la Agencia Tributaria, de 42.466,2 millones. Esa cifra supera en un 40 % al PIB que el INE atribuye a la Comunidad.
Los casos extremos de Cataluña y Madrid

La desproporción solo es mayor en las dos comunidades con mayor actividad económica. Cataluña y Madrid generan, respectivamente, un 18,8 % y un 18,7 % del PIB estatal, con un volumen de 199.785 y 197.698 millones que, una vez descontados los impuestos netos, se queda en 182.164 y 180.261.

Sin embargo, la base imponible del IVA es muy diferente en una y en otra. Casi duplica al PIB en Cataluña, al elevarse a 349.018 millones, mientras que lo triplica con creces en Madrid, donde se sitúa en 563.755.

Del resto de comunidades –la Agencia Tributaria no ofrece datos de Navarra, Euskadi y Canarias-, solo en cuatro la base imponible del IVA es menor que el PIB. Se trata de Andalucía -117.849 por 129.205-, Extremadura -13.981 por 17.707-, Baleares -24.087 por 24.476- y Castilla-La Mancha -32.974 por 34.506-.
La recaudación final

Hacienda recaudó el año pasado en Aragón, una vez aplicadas las deducciones que contempla el sistema del IVA, 841.900 millones de euros por este tributo, lo que supuso el 1,7 % del total estatal.

La participación de Aragón en la factura final del IVA es inferior a su peso en el PIB. Eso se debe, entre otras causas, al hecho de que el Impuesto sobre el Valor Añadido “castiga” a las comunidades más dinámicas: Cataluña aporta más de la quinta parte de la recaudación final –un 22 %- y Madrid más de la mitad –el 55,38 %-.

Sin embargo, las principales paganas después de ellas son algunas de las que viajan en el furgón de cola de la aportación al PIB, como es el caso de Aragón, décima en generación de valor añadido y sexta por recaudación en el impuesto que lo grava.