30 septiembre 2015

Continua la huelga indefinida en el COA

Continua la huelga indefinida en el COA
Este miércoles estaban citados en el SAMA el Comité de Huelga de los trabajadores del COA, la empresa INTRESS y el IASS para un acto de conciliación en el que llegar a acuerdos que permitan desconvocar la huelga que mañana cumplirá 11 meses. Sin embargo, al Gobierno de Aragón no parece interesarle la resolución de este conflicto, ya que ni siquiera ha comparecido.

Desde el comité aseguran que “es vergonzosa esta actitud del Gobierno de Lambán de esconderse detrás de una empresa que viene a ganar dinero con la explotación de un centro de menores. Cuando hablamos con el IASS se lavan las manos diciendo que están limitados por el pliego, que ellos mismos redactaron, y que tienen que respetar la libertad de acción de la empresa, cuando hablamos con la empresa nos dicen que tienen las manos atadas por el pliego y el contrato, que firmaron voluntariamente, y que sólo van a hacer aquello que les exija el contrato y la DGA, y mientras tanto nadie habla de atender a los niños y niñas del COA en las mejores condiciones, nadie menos los educadores, a los que parece que no les escuchan”.

La huelga se mantiene, y se mantiene porque a día de hoy, igual que hace 11 meses nadie, ni la empresa ni el Gobierno de Aragón, tiene la intención de especificar un número mínimo de educadores por turno. Nadie tiene la decencia de reconocer que el número de educadores actual es, como dice el decreto de servicios mínimos, el mínimo indispensable para el buen funcionamiento del servicio.

Tanto la empresa como el Gobierno de Aragón parecen estar de acuerdo en que el COA puede funcionar con menos educadores y ser más barato. “Lo que sabemos Educadores en Lucha es que con la plantilla actual, garantizada por el decreto de servicios mínimos y mantenida únicamente por la actual huelga, con esa plantilla que el Gobierno de Aragón e Intress desean recortar, el COA ya es un servicio carencial”, advierten los educadores.

Esta misma semana, por ejemplo, varios incidentes en el centro obligaron a poner en marcha los dispositivos de emergencia, teniendo que cancelarse actividades y citas programadas porque los educadores presentes en el centro no eran suficientes para gestionar la situación de emergencia que se estaba produciendo.

Intereses mercantiles en la acogida de menores

La verdad es que INTRESS desembarca en Aragón perdiendo 100.000 euros al año. Ninguna empresa pierde esa cantidad de dinero gratuitamente, es evidentemente una actitud empresarial agresiva para penetrar en un territorio en el que hasta ahora no tenían presencia.

“Se trata de pérdidas que en cualquier caso estamos seguros de que intentarán minimizar y que tratarán de que paguemos los trabajadores y los niños y niñas ingresados en el COA”. El Gobierno de Aragón ha contratado conscientemente la gestión del COA por debajo de su coste real, posibilitando que tiburones de la intervención social especulen con los servicios públicos de todos los aragoneses. El Gobierno de Aragón actual parece prestarse a un mercadeo que a la Consejera Broto no le gustaba cuando era oposición pero con el que parece estar cómoda siendo gobierno.

“Para colmo de despropósitos, la sucesión de empresas se está dando en unas condiciones tan negligentes en cuanto a supervisión del IASS que sólo la preocupación de los trabajadores del centro y de su director han evitado que mañana el servicio quedara desatendido, al producirse incidencias laborales de las que no se hacían cargo ni la FAIM, entidad saliente, ni INTRESS, actual adjudicataria”, advierten desde COA.

En cualquier caso los educadores del COA empiezan a trabajar mañana bajo la dirección de INTRESS sin conocer ni el proyecto educativo a aplicar, sin útiles básicos de trabajo y sin recibir ninguna directriz de los nuevos responsables. “Ni siquiera se ha preocupado nadie de hacer conforme a derecho las comunicaciones de los derechos mínimos a los trabajadores. Si este desastre está siendo posible es porque el Gobierno de Aragón lo permite y permite que la atención que reciben los niños y niñas que tiene acogidos sea indigna y peligrosa para su seguridad”.

A día de hoy el COA funciona en su actividad diaria, protocolos de intervención, proyecto educativo y modelo de intervención de forma autónoma y autogestionada por los propios trabajadores. Hace tiempo que la FAIM no da ninguna directriz en relación al COA con excepción de que no se concedieran ni vacaciones ni días de descanso.

INTRESS tampoco aporta modelos ni directrices. “Podemos decir sin ningún rubor, que los trabajadores, los educadores del COA, somos los que estamos sosteniendo en su totalidad el funcionamiento del centro, sin ninguna ayuda por parte de INTRESS o FAIM, más bien lo que hacen es dificultar nuestro trabajo tratando de empeorar nuestras condiciones laborales y las condiciones del servicio. Todo esto ante la mirada pasmada y cobarde del Gobierno del Sr. Lambán. Desde educadores en lucha exigimos que el Gobierno de Aragón de un paso hacia delante y actué para solucionar este conflicto con valentía y en el ejercicio de su responsabilidad. En otro caso mantendremos el huelga todo lo posible para mantener la plantilla actual y la atención a los niños y niñas del COA”.

Noticias relacionadas:
IASS, CGT, los educadores y la nueva empresa adjudicataria del COA convocados en el SAMA