04 septiembre 2015

Panaderías con degustación la duda sindical

 Panaderías con degustación la duda sindical
El sindicato Aragonesista ha advertido en una nota de prensa que el modelo de negocio conocido como “panaderías con degustación” debería estar encuadrado dentro del sector de la Hostelería. Por ello, exige a las administraciones que “comprueben que las licencias que tienen son las de hostelería, y no las de panadería”.

A este respecto, el sindicato aragonesista señala que el pasado 5 de mayo se mantuvo una reunión entre asociaciones empresariales, sindicatos y representantes de la administración, entre ellos el Ayuntamiento de Zaragoza. En las conclusiones de la misma se dice que “si hay consumo, hay hostelería” y que, por tanto, si el local “tiene doble licencia (de panadería y de bar), no habrá problema”.

La polémica entre asociaciones empresariales y sindicatos surgió a raíz de la “permisividad” que el Ayuntamiento de Zaragoza daba a las panaderías existentes para que pudieran orientar su negocio incluyendo actividades propias de la hostelería, como servir cafés, tes y comidas varias, incluyendo en sus locales mesas y sillas para consumir.

El Ayuntamiento excluía estos negocios de la aplicación de las ordenanzas sobre las “zonas saturadas” al entender que no eran hostelería, hecho calificado como “erróneo e irresponsable” por parte del sindicato. “La consecuencia es que en pocos meses han crecido esta mezcla de panaderías y cafeterías que sin reunir, en algún caso, los requisitos que les piden a los cafés y bares, realizan el mismo servicio e incluso a precio inferior. No nos oponemos a ello, mientras apliquen el convenio colectivo de Hostelería de Zaragoza”.

Al respecto, el sindicato afirma que “existe un convenio de panaderías y otro de hostelería, y hemos detectado casos en los que se aplica el de panaderías, muy inferior en condiciones que el de hostelería”. Según un acta fechada a 4 de mayo, sindicatos y asociaciones empresariales acuerdan el criterio de aplicación, y será el convenio de Hostelería el aplicable a los trabajadores y trabajadoras de estos establecimientos. “De lo contrario, estaríamos ante un fraude manifiesto y un abuso a unos trabajadores y trabajadoras que realizando el mismo trabajo que un camarero o camarera, tienen peores condiciones laborales”.

Por todo ello, exige a las administraciones, en especial al Ayuntamiento de Zaragoza, que “compruebe la correcta aplicación de la ley”, y en todo caso, que en la próxima sesión de la Comisión de Espectáculos Públicos de Aragón “se tenga en cuenta esta resolución y se actúe en consecuencia a la misma”.