30 octubre 2015

Denuncia a GSS por “continuar con su rodillo represivo”

GSS denunciada
En un comunicado anterior, el sindicato obrero de Aragón denunciaba el despido de su compañera Sandra, que, según relataban, “había dado un paso al frente”, organizando la Sección Sindical de SOA en GSS Ateca y Calatayud. “La respuesta de la empresa no se hizo esperar: en menos de un mes, despedida, de una forma ‘irregular”, criticaron entonces.

El 28 de octubre Sandra tenía el acto de conciliación con la empresa en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), pero “GSS decidió no acudir dejando clara su postura y sin intentar llegar a un acuerdo y declarar nulo el despido de nuestra compañera”.

En este sentido, desde el sindicato afirman estar acostumbrados “a ver como las grandes empresas coaccionan y reprimen a sus delegados sindicales”. “Esta no es una excepción y tenemos constancia de que en otras plataformas de dicha empresa también lo han hecho con delegados de otro sindicato, CGT en Madrid. Les incomoda nuestra presencia, por que saben que vamos a luchar por los derechos de los trabajadores y que no vamos a acatar su decisiones. Y que mejor ‘tarjeta de visita’ que nuestra lucha sin cuartel en Qualytel Teleservices, que ya son conocidos por la plantilla de GSS al nutrirse con compañeros y compañeras despedidos de la plataforma de Zaragoza”, continúan.

En paralelo a estos hechos, hay convocadas elecciones sindicales. “La empresa también se ha negado a incluir a nuestra compañera en el censo aun a sabiendas de que lo tienen que hacer porque hay un proceso judicial de por medio”, asevera que sostiene que esta decisión es “discriminatoria, personalista y arbitraria” y “se produce sin reunión de la mesa electoral y siguiendo las directrices de la empresa”.

Desde sindicato obrero anuncian que impugnarán este proceso ya que “está viciado y dirigido”. “El objetivo es claro: reprimir, coartar y evitar que el sindicato obrero tenga representación. Buscan que las y los trabajadores no tengan una representación sindical digna y mientras CCOO como ‘mayoritario’ avala las ‘tesis’ de la dirección de GSS”, apostilla el sindicato.

“Si algo no tenemos es miedo y vamos a pelear hasta el final”,  recordando que el sector del telemarketing es “uno de los más vulnerados”, con “abusos sistemáticos de las empresas, precariedad, inestabilidad”. Por eso sostienen que “es fundamental que la lucha sindical se articule y presione en torno a sindicato obrero; lo contrario tiene los efectos ya conocidos: despidos y miedo”.