20 noviembre 2015

Imposible ahorrar aunque trabajes

Imposible ahorrar
La mitad de los aragoneses afirma que no ingresa dinero suficiente para ahorrar más, y además son los españoles que más estancada ven su situación económica actual respecto a la de hace cinco años. Sólo un 7 por ciento considera que haya mejorado, según refleja un análisis sobre la capacidad de ahorro que ha llevado a cabo Rastreator.com, con motivo de la celebración del Día Mundial del Ahorro.

El comparador online líder del mercado ha llevado a cabo un análisis sobre la capacidad de ahorro de los españoles y su evolución en el último año, así como su nivel de gastos. De este estudio se desprende que el número de ahorradores sube poco a poco y que, cada vez, los aragoneses recortan menos sus gastos.

 Los primeros signos de recuperación económica que se observan desde 2014 hacen prever un panorama más optimista para las familias. Según el Índice de Confianza del Consumidor elaborado por el CIS1, la confianza de los hogares no sólo ha superado los niveles previos a la crisis, sino que además parece que se ha estabilizado, registrando un crecimiento continuo pero moderado. 

Esto se debe a una mejoría en la valoración de la situación actual, que en el último año ha subido el 21,5 por ciento, y también al aumento en casi 13 puntos del indicador de las expectativas. 

En esta línea, los datos de la segunda edición del estudio de Rastreator.com revelan que tan sólo el 7 por ciento de los consumidores aragoneses considera que su situación económica personal es mejor ahora que hace cinco años, 15 puntos por debajo del 22,4 por ciento que lo pensaba en la primera edición. 

Los aragoneses son los españoles que menos mejoría han percibido en su situación económica personal respecto a hace cinco años, 12 puntos por debajo de la media nacional (19 por ciento). 

En el lado contrario, el porcentaje de personas que valoran su situación como peor que hace cinco años ha caído más de 5 puntos: el 46,4 por ciento en 2015 sobre el 51,7 por ciento en 2014. El resto de los consumidores encuestados afirman que su situación no ha mejorado ni empeorado. Por su parte, el mayoritario 37,5 por ciento opina que actualmente su situación financiera no es ni buena ni mala. 

Esta percepción que los aragoneses tienen sobre su economía personal condiciona en gran medida su capacidad y propensión al ahorro. De hecho, este año se observa un descenso de casi 5 puntos en el porcentaje de ahorradores. El 62,5 por ciento de los aragoneses afirma que ahorra algo de dinero cada mes frente al 37,5 por ciento que reconoce que no es capaz de ahorrar nada. Y, entre los ahorradores, el 55,4 por ciento ahorra menos de 500 euros mensuales. 

En general, según se desprende del estudio, los motivos que dificultan el ahorro son más económicos que culturales. La mitad de los ciudadanos de Aragón reconoce que no puede ahorrar dinero, o ahorrar más, porque no ingresa lo suficiente. Este dato contrasta con el 70,7 por ciento que apuntaba el año pasado a esta razón como su principal obstáculo. 

Por su parte, el 17,9 por ciento argumenta que antes que ahorrar prefiere darse pequeños caprichos puntuales, y en el otro extremo, el 12,5 por ciento afirma sentirse satisfecho con su nivel de ahorro. 

El director de producto de Rastreator.com, Fernando Summers, los primeros signos de recuperación económica influirán de forma positiva en la percepción personal de los aragoneses y en su tasa de ahorro, reactivando el consumo. Nosotros siempre hemos apostado por un consumidor bien informado para pueda tomar decisiones responsables en relación a sus finanzas personales". 

Fórmulas de ahorro 

Para conseguir ahorrar y equilibrar el presupuesto, los aragoneses llevan años recortando algunos gastos en bienes y servicios. No obstante, en 2015 se observa un aumento del gasto en todas las partidas analizadas en el estudio y, además, los recortes han sido menores que el año pasado. 

Las tres partidas que más se han visto reducidas este año han sido las salidas a restaurantes (69,6 por ciento), el ocio nocturno (67,9 por ciento) y los objetos de lujo (64,3 por ciento). En el lado contrario, los gastos que más han aumentado en el presupuesto familiar han sido la factura de la luz (53,6 por ciento), telefonía fija (21,4 por ciento) y seguro de vivienda (19,6 por ciento). 

De cara a reducir todos estos gastos recurrentes, los ciudadanos aragoneses han tomado varias medidas de ahorro, entre las que destaca reducir el consumo, cambiar de proveedor por otro más económico y buscar los mejores precios comparando las diferentes ofertas del mercado. 

Donde más han reducido el consumo los aragoneses este año ha sido en la factura de la luz (53,6 por ciento), salidas a restaurantes y salidas de ocio nocturno (ambas 51,8 por ciento). En relación al cambio de proveedor, las partidas que más se han visto afectadas han sido: telefonía móvil, telefonía fija y seguro de vivienda (todas 21,4 por ciento). 

Por último, a la hora de buscar los mejores precios el 39,3 por ciento ha comparado en la compra de alimentación y bebida para el hogar, el 32,1 por ciento en telefonía móvil y el 28,6 por compra en compra de ropa y calzado y precio del seguro de automóvil. 

En este sentido, Summers ha apuntado que "confiamos en que la propensión al ahorro aumente entre los aragoneses, tanto en la voluntad de reservar parte de la renta disponible para el futuro como en la búsqueda de las mejores ofertas, comparando los precios detalladamente. Internet y las nuevas plataformas de comparación sin duda han contribuido a fomentar esta cultura del ahorro y así lo creen también el 57,1 por ciento de los usuarios de Aragón".

SOMOS sindicalistas 20minutos